Políticos manipuladores amenazan la estabilidad de un país.

 

Porfirio Lobo Sosa

Porfirio Lobo Sosa

Al parecer no podemos ausentarnos de esté devenir político, abstraernos del entorno ya que existen tantas cosas que aclarar, el pueblo está siendo engañado como en los tiempos desgraciados de Manuel Zelaya, ¿Qué tiene de diferente loque aquel hizo o dejo de hacer de lo que estos hacen?
Para ilustrar un poco a nuestros lectores, que imagino contar entre ellos con algunos políticos, que al igual que su “SOBERANO” necesitan ilustrarse. Veamos a continuación cual es el verdadero significado de la palabra soberanía, tan utilizada últimamente por un conglomerado de aprovechados, que a toda costa tratan de alzarse con sus cometidos. Para su ilustración estimados políticos nuestros:

“La soberanía, según la clásica definición de Jean Bodin en su obra de 1576 Los seis libros de la República.
Es el «poder absoluto y perpetuo de una República»; y soberano es quien tiene el poder de decisión, de dar leyes sin recibirlas de otro, es decir, aquel que no está sujeto a leyes escritas, pero sí a la ley divina o natural. Pues, según añade Bodin, «si decimos que tiene poder absoluto quien no está sujeto a las leyes, no se hallará en el mundo príncipe soberano, puesto que todos los príncipes de la tierra están sujetos a las leyes de Dios y de la naturaleza y a ciertas leyes humanas comunes a todos los pueblos».
Thomas Hobbes suprimió esta dependencia y constituyó al soberano en única forma de poder. De este modo, en su tratado más famoso, Leviatán, publicado en 1651, justifica filosóficamente la existencia del autoritarismo estatal. Si bien habría que precisar que la Ley Natural no es ajena a las teorías de Hobbes. Dice éste que «la Ley de la naturaleza y la ley civil se contienen una a otra, y son de igual extensión (…) Las leyes de naturaleza, que consisten en la equidad, la justicia, la gratitud y otras virtudes morales que dependen de ellas.”

Ahora bien, se habla de una consulta (porque eso es lo que es) anual, preferiblemente en las fechas de las elecciones, se presentará al pueblo lo que sea motivo de “consulta” la cual quedará a consideración del congreso determinar si se lleva a cabo o no, convirtiendo a este poder del estado,  generador y derogador de leyes, EN EL ÚNICO SOBERANO REAL Y NO FICTICIO, DE ESTÁ ENDIABLADA FARSA.
EL INCAPAZ es el que pregunta a cada momento como ha de hacer tal o cual cosa, no tiene imaginación, mucho menos inteligencía, para retener el poder ha de recurrir a sus bajos instintos, propios de un animal, para engañar a un pueblo que de leyes ó decretos no sabe nada. Lo que hoy ocurre en nuestro país lleva un trasfondo, no crean que es sólo de consultar lo que se habla, después pueden venir “consultas” como la que Manuel Zelaya quería llevar a cabo, la diferencía está en el envoltorio, nada más. Si Porfirio Lobo o cualquier otro funcionario no se considera con el suficiente conocimiento para llevar a un término sus funciones, creo que demás está pedirle que renuncie, ya que la ignorancia puede ser un pecado o un delito.
Así que pueden llamar a Juan Orlando Hernández “EL SOBERANO” junto a las bancadas de los traidores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s