Los proletarios de la educación

Los representantes del magisterio

Los representantes del magisterio

Hay que considerar muchas cosas antes de “premiar” a un grupo,  a unas personas, un ejemplo está muy claro, la senil metida de patas de Rafael Pineda Ponce, el que parió el tan controversial ESTATUTO DEL DOCENTE, un mecanismo que confiere a los trabajadores de la educación, disculpen, a los proletarios de la educación, una ventaja sobre el mejor trabajador de Honduras, estos pueden faltar hasta 6 meses a su centro de trabajo y jamás serán despedidos.

En tanto un trabajador común, si falta 2 días consecutivos o 3 alternos en un mes es despedido, sin más miramientos, en tanto un súper maestro no se le descalfa ni un solo día así como ha quedado demostrado en el año 2009, un año lectivo en donde todos los “educandos” fueron promovidos al grado inmediato superior sin recibir clases, porque sus mentores andaban en las calles haciendo y deshaciendo.

Ahora el dolor es la enorme metida de patas, “el estatuto del indecente”, una forma de robarle al pueblo hondureño la educación, porque no puede llamarse de otra forma, está clase “privilegiada” coformada por un grupo de vándalos, que utilizan como apodo el llamarse maestros, a ellos les pregunto ¿Maestros de qué? De socialismo, de mañas, de sinvergüenzas, de irrespeto al sistema de gobierno, a la constitución, a la dignidad del pueblo ignorante de Honduras, a la propia sociedad que se afanan con pasar sangrando, criticando.

Si no se atreven a derogar la gran “” de Rafael pineda Ponce, porque sepan que no es ninguna conquista laboral, sino el producto del delirio de un viejo político metido a presidenciable del corral, llámese cámara legislativa, que en su intento de llegar a ser el primer ciudadano de la república, parió tal aborto, un estatuto que no es más que una daga en el costado de una nación, y que pone en riesgo el sistema educativo nacional al estar esté en manos de comanches, de comunistas.

Sólo cuando se escucha en las emisoras de radio hablar a Casaña, uno entiende que ideología es la que tienen metida en sus minúsculos cerebros, “Con ustedes el compañero Casaña” y comienza aquel con su música de fondo que sólo hace recordar al más colorado de todos los socialistas, música que indigna, que da cólera, más la imagen de este “proletario” que no se despega una gorra con una estrella roja, símbolo de una Unión Soviética fracasada, al igual que de una Honduras agonizante, atacada por todos sus sectores, vivimos en la ingobernabilidad, en un estado que es amenazado constantemente por quienes hoy evocan la constitución cuando ellos mismos apoyan su total destrucción.

Si quieren estatuto, esté deberán ganarlo, y ajustar el mismo a un código del trabajo vigente y sin populismos. El verdadero cáncer que padece Honduras es su corrupción. Ahora bien, si todos salen premiados con estatutos, ¿Por qué no hay un estatuto del ingeniero, uno del economista, uno del abogado, del taxista, de la sirvienta, etc? ¿Cuál es el motivo, todos somos Hondureños, o no? Un estatuto para los odontólogos, ¿qué tienen unos que no tengan otros?
Todos somos una sola nación y claro se ve a quienes quieren mantener “tranquilos” y a quienes les hacen el feo. El pueblo en su totalidad deberá pronunciarse por su estatuto, en igualdad de condiciones, no sólo los maestros lo merecen, hay quienes trabajan más que ellos y no pasan de su misería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s