Los cambios de una sociedad son para bien del pueblo, no para complacer caprichos

Manuel Zelaya

el ex Presidente Manuel Zelaya Rosales

La sociedad siempre estará en un constante cambio, es como un ser vivo, y todos los cambios suponen un mejor nivel de vida para la colectividad, pero yo  no apoyo los cambios que solo van a beneficiar a un grupúsculo de idiotas que tirándose de vivos, piensan que la sociedad gira alrededor de ellos y que está debe cambiar para que “ellos” puedan amoldar sus mezquinos sentimientos e intereses en un marco jurídico hecho a la medida de la corrupción.

Ese es el caso del peor hondureño que ha parido esta tierra y de su compadre quien es el que se mueve para que dicha rata no caiga en la ratonera. Los dos merecen iguales destinos, son lacra social, metida a política, no entiendo cómo han podido sobrevivir tanto tiempo y el porqué no está en la cárcel.

Comienzo a creer que somos idiotas mucho más que los vivos que se alimentan con el trabajo de los tontos.

Porfirio Lobo cae en la ridiculez, prohíbe que las personas fumen, pero no dice nada o hace algo para evitar que fumigadoras ambulantes anden por toda la ciudad envenenando a Juan Pueblo con esos carromatos que ya deberían estar en el depósito de chatarra, por lo altamente contaminantes que estos son.

Habla de transparencia cuando él mismo se condonó una enorme cantidad de millones cuando por desgracia cayó en el congreso nacional, ¿cuál transparencia pepe? Si para lograr un verdadero cambio deberías de estar en la sombra junto a tú compinche José Manuel Zelaya, así se predicaría con el ejemplo.

Por lo tanto sería mejor que te mandaras a guardar silencio. Porque realmente esté pueblo ya está harto de tanta majadería.

Desde ahora se sabe que la justicia está torcida, no esperen entonces ser juzgados por los hombres, sino que esperen la mejor justicia, la del mejor juez, uno insobornable, Dios, y que sea luego que su justicia pueda alcanzarlos. Así quedará sentado un precedente, y los hombres comenzarán a temer a quien si hay que temerle, a nuestro padre celestial.

Deseo que la justicia les llegue pronto, y sé que no estaré equivocado, pagarán sus canalladas, de eso Dios se encargará.  Dadle a cada quien según sus obras, reza la palabra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s